Sunday, June 03, 2007

Pintores Chinos 2

El duque Ling era un cruel tirano del Estado de Tsin que tenia la costumbre de cazar a sus subditos como si fueran animales salvajes. Subitamente entusiasmado por las artes, convoco a su palacio a los mejores pintores de la region y los obligo a trabjar dia y noche. Era su intencion que las obras de aquellos artistas fueran las mas perfectas de los estados chinos.Todos los dias, el duque inspeccionaba las pinturas. Jamas las encontraba de su gusto. Se complacia en senialar a cada pintor la diferencia entre las ilustraciones y la realidad.-¿Por que el ruisenior parece mas grande que el Perro? -preguntaba con ironia- ¿Donde has visto soles verdes? ¿Por que no puedes pintar la lluvia con cada una de sus gotas? Ese mandarin jamas podra entrar por la puerta de la Pagoda que se divisa en el fondo.Muy frecuentemente los pintores pagaban su incompetencia con la vida. Finalmente hizo traer desde Ch'u al pintor y caligrafo Hui, que tenia un prodigioso dominio del pincel y el estilete. Sus obras reproducian la realidad de un modo tan fiel que muchas veces se confundian con ella. Las abejas solian acercarse a los jasmines que dibujaba Hui. Tambien realizaba estupendos trabajos de escultura y orfebreria. Habia construido una jaula de plata con dos pajaros de oro en su interior, tan perfectos que los servidores del palacio les acercaban mijo para alimentarlos. Las frutas de cera enganiaban a los Mirlos mas astutos.El tirano Ling, asombrado ante aquellas imitaciones, le ordeno que le hiciera un retrato. Hui, apartandose de las reglas tradicionales de la etiqueta y el dibujo, que recomendaban disimular las asimetrias del modelo, termino la obra con la mayor exactitud. Parecia tan real que los cortesanos tomaron por costumbre hacer una reverencia al pasar frente al retrato. Todos dijeron que los dibujos de Hui formaban parte de la naturaleza y que cualquier intento de mejora en ellos seria una grave falta.Una tarde, el sabio consejero y ministro Chau Tun se atrevio a cuestionar seriamente esta clase de realismo. Dijo, en presencia del duque, que el arte debe diferenciarse de la realidad ya que estas diferencias son precisamente las que producen placer a los espiritus sensibles. Es el artista y no la naturaleza el que decide el rumbo a seguir. Es el poeta y no la flor el que elige las palabras que seran para nosotros una rosa.El tirano Ling expulso a Chau Tun de la corte. Pero no pudo impedir que sus preceptos fueran seguidos por todos los artistas. A partir de entonces, para pintar una mariposa, se pintaba una joven. Para aludir al tiempo, se dibujaba un llanto. Para nombrar un diamante, se hablaba de una estrella. Los historiadores del estado de Tsin comprendieron aquellas lecciones y cuando el tirano fue estrangulado por un pariente, escribieron que el Arquero celeste habia clavado una flecha en retrato de Ling y que este habia muerto al instante.Ahora mismo, yo les cuento esta historia para decir que el cielo esta gris y que nadie me ama.

1 Comments:

Anonymous Anonymous said...

buen post.. verdaderamente me gustó mucho

saludos

7:30 PM  

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home